Limpieza de tu hogar de una manera saludable  (I)
noviembre 29 2020

Limpieza de tu hogar de una...

Un hogar tiene espacios muy diversos en función del destino que le demos. Tenemos,...

Read More
Sostenibilidad y aceites esenciales
septiembre 02 2020

Sostenibilidad y aceites esenciales

Para producir incluso una pequeña cantidad de aceite esencial, se requiere un volumen...

Read More
ACEITES ESENCIALES PARA EQUILIBRAR LAS HORMONAS FEMENINAS
septiembre 02 2020

ACEITES ESENCIALES PARA...

El desequilibrio hormonal en las mujeres puede provenir de muchas causas, dos de ellas...

Read More
Sinergias de Aromaterapia II: Sinergias entre los aceites esenciales y la base portadora. Consejos para la elaboración de sinergias.
agosto 19 2020

Sinergias de Aromaterapia II:...

Los aceites esenciales tienen una composición química muy potente que en la gran...

Read More
Sinergias de Aromaterapia (I)
agosto 18 2020

Sinergias de Aromaterapia (I)

El concepto de sinergia en aromaterapia se puede definir de muchas maneras, pero en...

Read More

Bienestar y paz en tiempos de crisis

Bienestar y paz en tiempos de crisis

Estar en paz y mantener la mente en equilibrio en situaciones de crisis como la que estamos experimentando en estos días, no es tarea fácil. Tenemos muchas preocupaciones sobre nuestra salud  y la de nuestros seres queridos y tantas incertidumbres alrededor, que permanecer mental y emocionalmente en paz es todo un reto. La investigación confirma que las personas se enferman en tiempos estresantes dada la influencia crucial del estado mental sobre la biología. La psiconeuroinmunología ha demostrado que el estado mental afecta a la salud. Se sabe que el estrés disminuye las células NK (natural killer) que combaten los tumores e infecciones virales y la producción de interferón gamma, potenciador de los linfocitos T que combaten las infecciones. 

Un estímulo estresor que dura pocos minutos conlleva un tipo de actividad inmunitaria con signos de debilitamiento. Un estresor de duración significativa, desde unos pocos días hasta meses o años, implica que todos los aspectos de la inmunidad se ven comprometidos. Por esto, el estrés a largo plazo o de manera crónica puede devastar el sistema inmunitario. 

Las personas mayores o aquellas que ya están enfermas son más propensas a los cambios en la respuesta inmunitaria relacionados con el estrés. Por ejemplo, en un estudio de 2002 (L. McGuire, K. Glaser. Universidad de John Hopkins) encontró que incluso la depresión leve subclínica crónica puede suprimir la respuesta inmunitaria en personas mayores con menor producción de linfocitos T que modelan cómo el cuerpo responde a virus y bacterias. Estos resultados se mantenían incluso hasta 18 meses. Posteriormente, los investigadores encontraron que el factor clave es la duración de la depresión y no la gravedad. 

Los estudios sobre estrés, inmunidad y enfermedad encuentran que el aislamiento social y el sentimiento de soledad aumentan los niveles de la hormona del estrés cortisol en personas de cualquier edad, disminuyendo la capacidad del cuerpo para combatir infecciones. 

Estos hallazgos abundan lo que ya sabemos, cómo el manejo del estrés y las relaciones interpersonales pueden beneficiar la salud en general, desde ayudarnos a combatir una gripe a acelerar la recuperación tras una cirugía. Controlar el estrés, especialmente el estrés a medio y largo plazo, incluso si no es intenso, puede ayudar a las personas a combatir los gérmenes patógenos y procesos inflamatorios que conducirán a medio plazo a otras enfermedades. El manejo adecuado del estrés puede mejorar la salud de todas las personas.


El miedo a la infección se vuelve irracional

Una de las consecuencias psicológicas más obvias de la situación actual en el mundo  es el miedo a la infección. Cuando una situación de epidemia o pandemia se prolonga, la mente humana tiende a desarrollar miedos irracionales, de manera que poco a poco desarrollamos temores cada vez más infundados que contradicen la información racional científica fiable. Puede haber miedo irracional a infectarnos de los alimentos que ingerimos, a contagiarnos de los extraños, de las mascotas. Todo esto puede desembocar en una fobia, a un trastorno obsesivo compulsivo o incluso a un delirio. 

Las personas con trastornos psicológicos pueden empeorar

La población más vulnerable, las personas con depresión, fobias, ansiedad generalizada y trastornos obsesivo compulsivos pueden sufrir mucho más en este contexto. Es de vital importancia que se sientan apoyados y sigan sus tratamientos convencionales y/o holísticos.

El peor enemigo de todos: pensamiento negativo

Hay un factor obvio y muy peligroso en las consecuencias psicológicas de la crisis: el pensamiento negativo. Este es el tipo de pensamiento que siempre teme y espera lo peor, que dice que perderás tu trabajo, que todo irá a peor, que terminarás infectado, que alguien a quien amas morirá y que la economía colapsará. Lejos de ayudar, confunde tu mente y saca lo peor de ti. 

Una forma natural de encontrar la paz interior 

Una definición de paz interior es la de “un estado mental y espiritual con suficiente conocimiento y comprensión para mantener la fuerza frente a la adversidad y el estrés, lo que a menudo se asocia con felicidad, satisfacción y un sentimiento general de contento”. 

Estar en paz es, de hecho, una elección individual. Las personas tienen dificultades para abrazar su espiritualidad interna porque deben concentrar su energía en la vida cotidiana.  Encontrar la paz y la felicidad en las pequeñas alegrías de la vida puede parecer una tarea sin sentido o no de acuerdo con nuestras expectativas y sentido de la vida. Lograr conectar con la parte espiritual es, de hecho, un proceso paso a paso. Podemos ver esta situación actual como una “ventana de oportunidad” para conectar con nuestro interior. Para ello, hay muchas alternativas naturales que pueden hacer maravillas para la mente y el cuerpo.

El diálogo interno con mensajes positivos como “tranquilo, todo esto pasará”, “es un proceso de crecimiento y renovación”, etc.  pueden ciertamente ayudar a calmar pero pueden sólo quedarse en la superficie de la mente. Algunos consejos básicos son: 

  • Acepta las cosas que no puedes cambiar

  • Vive día a día

  • Aprovecha el momento para ordenar tu espacio y desarrollar rutinas saludables

  • Dedícate a actividades a las que normalmente no puedes por falta de tiempo, como leer, estudiar, escuchar música, etc.

  • Evita concentrarte exclusivamente en ti e interésate por tus allegados y los que te rodean 



Los aceites esenciales te pueden ayudar a  alcanzar la paz interior

Si conoces los aceites esenciales, sabrás de sus  múltiples aplicaciones, propiedades y beneficios físicos, emocionales y psicológicos. Las aplicaciones son prácticamente infinitas. 

Algunos componentes de los aceites esenciales actúan sobre los receptores neuronales, entre ellos, sobre los receptores GABA, adenosina 1 , y serotonina, causando efectos ansiolíticos, sedantes y anticonvulsivantes. Los principales componentes aromáticos que ejercen este efecto son los alcoholes terpenoides linalool, geraniol y citronelol, así como limonene y citral, carvona y carvacrol. Mencionamos aquí algunos aceites con presencia abundante de estas moléculas: 

  • Lavanda: uno de los aceites más populares. Gracias a sus usos innumerables, este aceite tiene propiedades sedantes que favorecen el  equilibrio mental y emocional.

  • Incienso: uno de los aceites usados desde tiempos remotos en muchos contextos, el incienso ofrece beneficios, como  reducir el nerviosismo, la ansiedad y los síntomas de la depresión.

  • Naranja amarga: con su aroma brillante y refrescante, la naranja amarga ayuda a reducir la fatiga al tiempo que promueve un ambiente de satisfacción. Ideal para difundir en la sala de estar o en el dormitorio

  • Vetiver: también ofrece propiedades sedantes. Este aceite ayuda a contrarrestar los síntomas de insomnio e inquietud general.

Además de estos aceites individuales, las mezclas de aceites esenciales o sinergias son formulaciones de  varios ingredientes que ofrecen beneficios más específicos y que consiguen efectos más poderosos que no tienen los aceites por sí mismos. Sugerimos algunas combinaciones de eficacia comprobada: 


Mezcla “toma de tierra”: con propiedades relajantes, proporciona una sensación de estabilidad mental, paz y tranquilidad. Incluye incienso, palo de rosa,benjuí y pino silvestre


Mezcla calmante: Brinda una poderosa sensación de paz y bienestar. Incluye lavanda, sándalo de Indias, vainilla, ylang ylang, mejorana  y manzanilla romana.

Como modo de uso sugerimos  envasar la sinergia en un roll-on y aplicarla con la bolita  en las sienes, nuca y muñecas e inhalar profundamente. 




Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code