A la hora de utilizar aceites esenciales en cualquiera de sus múltiples aplicaciones es necesario tener presente que estamos manipulando sustancias compuestas por moléculas químicas con propiedades y características concretas. Por el hecho de tratarse de productos naturales no debemos pensar que son productos inocuos que se pueden utilizar sin ninguna precaución. Toda sustancia, independientemente de su carácter natural o artificial, puede ser tóxica dependiendo de las características químicas de la sustancia en cuestión, de la dosis de que se trate y de cómo interaccione con el ser vivo en concreto. Un ejemplo claro lo tenemos en el alcohol, en pequeña cantidad no es un producto tóxico para el organismo mientras que si se abusa de él causa efectos devastadores.

ACEITES ESENCIALES CON DIVERSOS GRADOS DE TOXICIDAD EN DETERMINADAS CONDICIONES

ACEITES ESENCIALES CONSIDERADOS TÓXICOS O PELOGROSOS

DIFERENTES ESCUELAS PARA LA APLICACIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES

PRECAUCIONES EN LA UTILIZACIÓN DE ACEITES ESENCIALES

Veamos los métodos de aplicación que se pueden usar: